sábado, 19 de febrero de 2011

El estado africano número 54 nacerá en julio

Martes, 8 de febrero de 2011


Sudán del Sur será un país independiente el próximo 9 de julio. El 98’83% de los sudaneses acudió a las urnas el pasado 9 de enero para acabar con la división del país y hacer oficial, por fin, la secesión de Sudán del Norte. El todavía presidente de todo el territorio sudanés, Omar Hassam el Bashir, anunció hoy por televisión la independencia del Sur tras la publicación ayer de los datos oficiales por el Comité Electoral de Sudán. El presidente había prometido aceptar los resultados, y así fue: “hoy hemos recibido estos resultados. Los aceptamos y los respetamos porque representan la voluntad de la gente del sur”.

Sudán del Norte, de población musulmana, y Sudán del Sur, católico y animista, firmarán por fin sentencia a un conflicto que se mantiene vivo desd
e hace más de 20 años y se ha cobrado ya más de 2 millones de vidas a lo largo de 2 guerras civiles. Los incesantes enfrentamientos entre ambos territorios no tienen origen únicamente en las diferencias religiosas, sino también en el control del petróleo, de las reservas de agua y del tráfico de esclavos entre las zonas norte y sur. Si el proceso de secesión sale adelante, Sudán será el país número 54 del continente africano a partir del próximo 9 de julio, y dejará de ser el país más extenso de África a favor de Argelia.

Camino hacia la paz
Los primeros pasos hacia la paz se dieron en Kenia en 2005, con la firma del Acuerdo de Paz de Naivasha entre el vicepresidente sudanés en el momento, Alí Osman Mohamed Taha (del Partido Congreso Nacional), y John Garang, líder rebelde del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán. Este tratado dictó la celebración de comicios generales y un referéndum sobre la independencia. Los comicios tuvieron lugar el pasado abril, con un 70% de votos a favor para el actual presidente Bashir, el cual era jefe del Estado en 2005, y dicho referéndum se celebró el pasado día 9 de enero, cuyo resultado conocemos hoy.
Sin embargo, con esto no se acaba el conflicto, ya que las grandes diferencias entre el norte y el sur plantean ahora la toma de decisiones sobre cuestiones como territorio, recursos y población. El sur ha sido la región más castigada, con una población mayormente nómada y un terreno plagado de minas desde las guerras civiles. La pobreza, el hambre y las enfermedades son cuestiones a tratar durante los próximos meses ante el movimiento diario de casi 2000 personas hacia la parte sur, que podrían dificultar el desarrollo del país.

Reconocimiento internacional
La debilidad de Sudán del sur hace necesario el reconocimiento internacional de estados fuertes. EEUU ha intervenido en numerosas ocasiones en los asuntos sudaneses. La última de ellas, a través del presidente Obama, se dejó claro elapoyo a la secesión, al igual que la Unión Europea, los cuales se comprometieron a reconocer el nuevo estado. China, por su parte, principal inversor en el país y claro respaldo del presidente Bashir, no está tan de acuerdo con la secesión ya que podrían peligrar los recursos del país y, lo más importante, el comercio con esos recursos.


1 comentario:

El Destructor dijo...

Vaya...

Interesante blog llevas...