domingo, 23 de mayo de 2010

Con un poco de retraso: Pounding Metal Fest IV

Debido a distintas circunstancias (exámenes finales, sobre todo) esta reseña llega un poco tarde, pero llega.

El pasado 8 de mayo se celebró la cuarta edición del Pounding Metal Fest. Seis grupos y más de seis horas de heavy metal, speed y thrash a la atigua usanza, de parte de Pounding Metal Union, llenaron la Sala El Grito de Fuenlabrada con varios cientos de fans.
El cartel, tras varios cambios, se queda finalmente con los americanos Hirax como cabezas, seguidos por los alemanes Metal Inquisitor, los madrileños Steel Horse, In Solitude desde Suecia y, abriendo la velada, Toxic Society (Asturias) y Roar (Madrid) en sustitución de los canadienses Striker, los cuales se vieron obligados a cancelar el bolo por culpa del furioso volcán inslandés de nombre impronunciable.
Por desgracia no pude asistir al festival desde primera hora, y me perdí las actuaciones de Roar y Toxic Society. Según lo que escuché y leí en varias webs los días después, ambos grupos dieron la talla, y sólo hubo que lamentar ciertos problemas de sonido durante la actuación de Roar. Los asturianos tuvieron que sustituír a su batería original por problemas de salud, pero su directo no se vio afectado. Además, presentaron algún que otro tema nuevo.
Cuando entré en la sala, todavía quedaba mucho espacio libre, y la mayoría de la gente estaba echándole un ojo a los puestos de cds y merchandising que allí se habían colocado. Unos minutos después salieron a escena los escandinavos In Solitude, con los que me llevé una agradable sorpresa, ya que no los conocía. Su música tiene tintes oscuros a lo Mercyfull Fate y guitarras dobladas como Iron Maiden, aunque quizás su fallo se encuentre en dejar sin cubrir los registros agudos. Hubo un momento en que uno de los guitarristas se vio obligado a dejar de tocar durante un tema entero, "Temple of the Unknown" si no recuerdo mal, porque se le rompió una cuerda. En mi opinión, esos minutos fueron de los mejores, no por la calidad de este músico, sino porque ese espacio era cubierto perfectamente por la voz, sonando todo mucho más cómodo. Aún así, con el repertorio de su primer trabajo In Solitude (el cual escuché después del concierto), el concierto merece una nota bastante alta.



In Solitude


Los suecos dieron paso a los madrileños Steel Horse, a los cuales se les notaba perfectamente que jugaban en casa. Tampoco los había visto anteriormente en directo, pero sí conocía algún tema. También fueron una grata sorpresa para mi debido a su grandísima calidad y energía en el escenario. Los mejores momentos se dieron durante los temas de su primer y conocido trabajo Wild Power, pero también presentaron alguno nuevo, más evolucionado quizás que sus anteriores composiciones, como "In the Storm", pero igualmente del agrado del público. Creo que debo atribuírles una gran valentía atreviéndose con un tema instrumental, "Nemesis", al cual supieron sacarle el máximo provecho en directo.


Steel Horse

Los alemanes Metal Inquisitor fueron los encargados de abrir el apetito y preparar el terreno a los americanos Hirax. Aunque ya llevaban unos cuantos conciertos, el público no parecía cansado, y las primeras filas lo dieron todo con los teutones, declarados incluso como sucesores de Judas Priest o Iron Maiden, aunque personalmente no les atribuiría tanto. Unos de los veteranos de la noche dieron su máximo, con algún que otro problemilla instrumental al igual que In Solitude, pero sin mayor relevancia. Más de diez años llevan a sus espaldas, con sólo dos trabajos, que repasaron en su set list, donde también hubo espacio a algún que otro adelanto del tercer disco, previsto para ver la luz en septiembre. Un concierto con mucha energía, precisión y bromas por parte de El Rojo, vocalista, que dejaron muy buen sabor de boca.


Metal Inquisitor

Por fin los más esperados, la leyenda de California Hirax, también de visita por primera vez en nuestro país. Aún sin llegar a abarrotarse la sala, pero sí con un público impaciente, salieron a escena el batallón californiano dirigidos por el moreno Katon de Pena, el cual no cesó de hacer cuernos y sudar enfundado en cuero toda la velada. Musicalmente correctos, con una desbordante energía, nos hicieron corear sus temas más conocidos, incluídos los de su último trabajo, El rostro de la muerte. Las raíces del thrash metal americano se encontraban entre estos rapidísimos riffs y los berridos de uno de los frontman más curiosos de toda la escena mundial.
Hirax

Por desgracia poco más puedo decir ya que también me tuve que marchar antes del final del festival, pero en general el Pounding Metal Fest va mejorando con los años, incluso en afición, y esperamos que la próxima edición para 2011, que ya tiene dos confirmaciones (Chainsaw desde holanda y los murcianos Iron Curtain) siga esta trayectoria ascendente.

(C) MRF 2010

4 comentarios:

Marina dijo...

Interesante crónica. Yo me quedé con las ganas de ir, tengo 17 recién cumplidos y lo tengo muy jodido para que me dejen irme a conciertos fuera de mi ciudad, Valencia. Por cierto, no era la primera vez que Metal Inquisitor tocaban en España, tocaron en el Heavy Metal Heart en Valencia junto a Destruction. Aquí también dieron un conciertazo. A ver si el año que viene puedo pasarme. Saludos!

Bastarda dijo...

Fallo mío. La verdad es que no conocía prácticamente de nada al grupo, y me guié por lo que leí en una web... ahora mismo lo edito. Gracias por el comentario, un saludo tocaya! ;)

Ana María López dijo...

Hola! me gusta que apoye la música Metal \m/

Me llamo Ana María y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gustó mucho su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para así atraer más visitantes y poder hacer más conocida mi web. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si está de acuerdo. Hágamelo saber.

Suerte con su web! :)
Ana María

Bastarda dijo...

Muchas gracias Ana María, encantada de lo que me propones, adelante ;) Un saludo